Las ventajas de Passivhaus en verano

Ventajas Passivhaus Verano

Las ventajas de Passivhaus en verano

Passivhaus es un estándar de construcción que se caracteriza por los numerosos beneficios que ofrece, entre ellos la reducción de gastos en climatización de tu hogar.

Una vivienda con certificado Passivhaus está diseñada para reducir los gastos de refrigeración. La gran ventaja de estas edificaciones es el confort en cuanto a temperatura, independientemente del clima exterior.

Muchas veces se relaciona el aislamiento con protección contra el frío. Sin embargo, Passivhaus ofrece prestaciones contra el calor. Es un sistema eficaz contra las altas temperaturas y que, además, favorece la concienciación sobre la reducción de emisiones contaminantes generadas por los edificios.

Como es de suponer, el clima determina la construcción de una vivienda Passivhaus. De este modo, para la edificación se tendrán en cuenta aspectos como la orientación y la elección de materiales.

El aislamiento térmico que ofrece Passivhaus es una gran ventaja en verano. En los edificios pasivos, ni el frío ni el calor penetra al interior gracias a una capa envolvente que reviste todo el inmueble, sin necesidad de Puentes Térmicos.

El sistema de ventilación cruzada es otro de los beneficios que aportan las construcciones pasivas. Esto favorece el confort interior en zonas con climas cálidos gracias a la combinación de ambientes sombreados y una envolvente aislada. La circulación del aire es, por tanto, homogénea en el interior de la vivienda, lo que permite mantener una temperatura agradable en todas las estancias.

En E3 disponemos de ventanas que cumplen con el Estándar Passivhaus. Si necesitas más información sobre la capacidad aislante que ofrecen y otras de sus ventajas, contacta con nosotros.

Comparte este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *